Consejos de Limpieza y mantenimiento de las superficies de acero

Consejos de Limpieza y mantenimiento de las superficies de acero

Es importante realizar la limpieza del metal de forma rutinaria. Solo será necesario emplear jabón o detergente junto con agua caliente.  Aplica la mezcla con un trapo o esponja, enjuaga con agua limpia y finalmente, asegúrate de dejar al superficie completamente seca.

 

Conforme van apareciendo las primeras manchas de óxido, remuévelas con papel de lija. Este tipo de papel no daña el acero al carbono. Luego, vierte removedor de óxido y retira los desechos con paños.

 

En el caso de que deseen limpiar huellas dactilares, te sugerimos utilizar detergente y agua caliente, junto con alcohol o acetona.

 

Si la superficie del acero presenta manchas de aceite y grasa, te recomendamos aplicar disolventes como alcohol etílico, acetona o alcohol isopropílico.

 

Si deseas remover pintura o manchas de tinta de la superficie del metal, aplica un disolvente específico, dependiendo del tipo de pintura. Te sugerimos utilizar un cepillo con cerdas suaves en aquellos espacios de difícil acceso.

 

Evita utilizar productos que contengan cloro o pastas abrasivas. En lugar de limpiar el acero, podrías dañarlo.

Escribir comentario

Comentarios: 0