La mejor forma de cortar acero es con plasma

La mejor forma de cortar acero es con plasma

El corte por plasma es un excelente proceso para el corte de placas de acero dulce, que ofrece velocidades de corte mucho más rápidas que en el corte con oxigeno sacrificando algo de calidad en los filos. Es ahí donde el plasma tiene inconvenientes. La calidad del filo tiene un punto ideal que, según la corriente de corte, generalmente es de 1/4 (6.4 mm) de pulgada hasta 1,5 (38.1 mm) pulgadas. La perpendicularidad general del filo comienza a mostrar problemas cuando la placa es muy delgada, o muy gruesa (fuera del rango antes mencionado), aunque la suavidad del filo y desempeño de la escoria sigan siendo bastante buenos.

 

El equipo de plasma puede ser costoso cuando se lo compara con un soplete para oxi-corte ya que un sistema completo requiere alimentación de energía, enfriador de agua (sobre los sistemas de más de unos 100 amperes), un regulador de gas, soporte de antorcha, cables y mangueras de interconexión y la misma antorcha. Pero el mayor costo de productividad del plasma frente al oxi-cortecompensa el costo del sistema en poco tiempo.

 

Es posible realizar cortes por plasma con varios sopletes al mismo tiempo pero el factor de costo adicional usualmente lo limita a dos antorchas. No obstante, algunos clientes optan por utilizar hasta tres o cuatro sistemas de plasma en una máquina, pero estos son usualmente fabricados para clientes que cortan un alto volumen de las mismas piezas para abastecer una línea de producción.

Escribir comentario

Comentarios: 0