Rectificado de Acero

Rectificado de Acero

Generalmente toda herramienta es maquinada antes del temple para evitar un rectificado excesivo posterior. Sin embargo en la mayoría de los casos es ineludible el rectificado.  Al seleccionar la piedra de esmeril hay que tener en cuenta que mientras más duro esté el acero, más blanda debe de estar la piedra y más ligera la presión. 

 

Piedras duras o presiones fuertes causan calentamientos locales en el acero.  Estos calentamientos pueden revenir y ablandar el acero en la superficie e inclusive causar grietas. Debe procurarse no calentar la superficie excesivamente al rectificar, usando suficiente soluble y cortes ligeros. 

 

Muchas fallas en herramientas que se deben al rectificado incorrecto, se le atribuyen injustamente, a la calidad del acero o a un temple defectuoso.

Escribir comentario

Comentarios: 0