Características Resistencia del Acero

Características Resistencia del Acero

El acero estructural es un material homogéneo e isótropo de calidad uniforme que permite soportar grandes esfuerzos, por lo que en la mayoría de los casos se obtienen miembros con espesores relativamente pequeños en comparación con sus otras dimensiones. 

 

Estas propiedades le dan mayores niveles de seguridad a una estructura sobre todo cuando está sujeta a esfuerzos causados por cargas accidentales, principalmente sismo o viento, ya que estas fuerzas pueden ocasionar inversiones de esfuerzos.

 

La resistencia a las diversas solicitaciones de los miembros estructurales de acero depende de la forma del diagrama esfuerzo-deformación, y particularmente de los esfuerzos de fluencia Fy y de ruptura en tensión Fu.

 

En el diseño de una estructura se buscará el equilibrio entre fuerzas externas e internas de tal manera que se obtenga una estructura resistente a las solicitaciones actuantes.

 

La gráfica debe mostrar una zona amplia de deformaciones crecientes bajo esfuerzo constante, con alargamiento a la ruptura no menor del 20% en probeta de 50 mm (2”) y una zona de endurecimiento por deformación, tal que la relación entre la resistencia a la ruptura en tensión y el esfuerzo de fluencia, Fu / Fy esté comprendida entre 1.2 y 1.8.

 

La dirección en que se laminan los perfiles estructurales y placas es la de mayor interés en el diseño de las estructuras, por lo que el esfuerzo de fluencia en esa dirección, determinado por medio de ensayes estándar de tensión, es la propiedad mecánica que decide, en la mayoría de los casos, el tipo de acero que ha de emplearse.

 

En el diseño sísmico debe cuidarse que la resistencia real del acero no sea mayor que la supuesta, pues esto, que es ventajoso para cargas estáticas, puede no serlo si cambian las secciones donde se formarán las articulaciones plásticas correspondientes al mecanismo que se tomó como base para el diseño, o crecen, por ejemplo, los momentos que transmiten las vigas a las columnas. Además, los aumentos de resistencia están acompañados por pérdida de ductilidad.

 

Para que las resistencias más elevadas contribuyan a estructuras más económicas, han de combinarse con sistemas estructurales adecuados, pues de nada servirán si el diseño queda regido por el control de deformaciones.

Escribir comentario

Comentarios: 0